Tomo medicación, y qué?

No debiera importar tanto sí la gente toma medicación o no la toma.

En mi caso la tomo porque me va bien, y sí la dejará tengo todas las papeletas, para sufrir un brote psicótico.

A pesar de mi defensa a mi psiquiatra al cual adoro, porque es una de las personas que mejor conoce mi enfermedad, y por ello ha estudiado un montón de años.

Pienso que sí puedo estar sin pastillas, es mi médico, el más indicado para quitarme las, o no?

Sé puede ver como un artículo en defensa de la psiquiatra, y que lo importante es que a día de hoy estoy bien y gracias a Miquel, amigos y familia, lo puedo decir claramente.

Y lo siento, sí ofendo o os jode el artículo, pero aquí no existe el tan nombrado diálogo abierto, no esta.

Y pruebas de ello, es que faltan recursos, faltan psicólogos, para que lo que tanto anhelo y anhelamos esto del diálogo abierto, se llegue a realizar.

Ya que citado diálogo, es necesario dos psicólogos por paciente…

Porque aquí por ejemplo, solo hay un psicólogo para atender a toda la ciudadanía,

Así que, tenganlo en cuenta,

Porque no todos, podemos costearnos el poder pagar un psicólogo, con como mi caso, una pensión tan bajita.

En fin no me alargo más y hasta el próximo, saludos desde santako.

cropped-instagramcapture_d0efe777-b54f-48c1-b03b-4f684945569e.jpg

 

Anuncios

Hablar de la enfermedad sin miedo.

Decid, simplemente decid que gracias a mi auto estima, y fuerza de voluntad he conseguido tirar adelante, cada día de mi vida me sentía con mucha culpabilidad, por el simple hecho de estar enferma, en concreto de tener un trastorno de salud mental.

Es realmente triste, que a día de hoy continué existiendo los estigmas en dichos trastornos.

En mi caso, hasta que no di a conocer mi enfermedad mental, a las personas en general, sin ningún tipo de titubeo ni miedo, y decidí normalizar mi estado, a base de contar mi historia de vida, sin miedo y con claridad, y me di cuenta que las personas se suelen mostrar receptivas, es decir se ponen en la piel del activismo que realizamos, en concreto las charlas de sensibilización, a usuarios, médicos, familiares y niños.

Claro, hace falta tener valor, porque es difícil explicar tu historia de vida, delante de gente, no voy a negar que al principio se sienten nervios y vergüenza, pero conforme hablas de tu trastorno, y lo logras explicar se acaba por normalizar, y vences tus miedos.

Así que os animo a normalizar vuestra enfermedad, porque todo pasa, viene, se va, pero vivir con una enfermedad también es posible.

Y si consigues romper con las jodidas etiquetas, tipo eres una vaga!! O  peligrosa, agresiva, tonta, loca, bipolar, si consigues romper con todos estos estigmas.

Llevaras una vida de lo mas plena, porque el empoderamiento también ayuda y mucho en nuestra recuperación.

También si no te quieres, mi consejo es que se debe ganar auto estima, para estar bien con nosotros mismos.

Otra cosa que quiero decir, es que yo he salido de este encierro que tenia hace años, que apenas salía de casa, era como una ermitaña.

Gracias a mi pareja Miquel, familiares, amigos y como no con terapia y medicación, aunque no defiendo la sobre medicación que dan algunos psiquiatras.

Cuando simplemente sales a la calle, yo que sé a bajar al perro, o a tomarte un cafelito, ya es algo importante porque ya has hecho algo.

Es cuestión de tiempo y mucha lucha, pero sí que se puede salir del pozo en que nosotros mismos entramos, por culparnos de nuestra enfermedad mental.

Por hoy esto es todo, hasta la próxima!!

lolita

 

Dicen por ahí …

Gracias a mi superación personal, ayuda médica, y como no mi marido y familiares, ha sido posible llegar a la estabilidad emocional, personal y sentimental.

De lo que estoy segura es que sin Miquel, nada de esto se hubiera logrado.

Gracias cariño, por soportar mi mal humor en los momentos difíciles, y mi carácter, que no es nada fácil aguantarlo en muchas ocasiones.

Siempre me has aceptado, a pesar de mis enfermedades, sin importar un ápice la porquería, que cuentan algunas personas envidiosas, que sacan culebras por la boca, cuando suenan nuestros nombres a relucir.

Es mejor no hacer ni puto caso, de lo que cuentan de ti, o de mi, y pensar que de envidiosos habrá siempre.

A los que hablan mal, que a mis oídos ha llegado, decir que paso de tantas historias, que miren su casa, porque quizás y digo sólo quizás ni sepan de quien se esta rodeando.

En fin, que sigan hablando, todo lo que cuentan son calumnias, para hacer daño.

Y francamente, yo estoy bien tranquila, porque hacemos el amor, y nos lo pasamos genial los dos en la cama, eres mi mitad, que ya son siete años juntos, y que la gente siga haciendo lo mismo que me da igual.

El problema es vuestro, porque no tenéis ni idea, de que nosotros, os guste más o os guste menos, haremos lo que querremos.

No nos hace falta cruzar el mundo, viajar, ni somos burgueses, por eso nos queremos tanto, porque el amor, haberlo hay lo.

Nunca he sido rencorosa, y yo también he perdonado, pedido perdón, etc…

Porque a veces el perdonar dignifica, y mucho a las personas…

En fin por hoy nada más, hasta la próxima, saludos.

 

Confío en mi psiquiatra.

Por lo visto, no quedo clara mi forma de expresarme hace días por una red social, espero que con lo que explique a continuación, entendáis porque he de tomar pastillas, para frenar mis muy frecuentes altibajos.

Yo llevo más de diecinueve años con antipsicoticos, porque sé perfectamente su función los tomo, para frenar una crisis psicotica.

Aunque es más bonito decidir no tomarlas, ya que estas modas, como son la antipsiquiatria, se irá al garete dentro de los años.

Otra cuestión es que antes, debo pedir disculpas, por mi humilde opinión, que es tan lícita, como son las vuestras.

Aunque no lo creas yo también hecho y espero continuar con el activismo, ya que lo mío, son años y años de lucha contra una bipolaridad crónica.

Que no se cura unicamente con psicólogo, va más allá, porque mis brotes vienen acompañados de alucinaciones.

Se debe solucionar, porque no todos vamos contra la medicación, ya que somos y muchos, los que confiamos todavía en nuestro psiquiatra, que es la persona que mejor conoce citados trastornos mentales…

Por cierto he pasado por más de once ingresos psiquiátricos, la mayoría por no tomarme correctamente la medicación.

Y perdonad que os diga, un ingreso en cualquier unidad psiquiátrica, es horroroso. Yo he estado en contención, varias veces, y es tan humillante, se pasa tan mal, sientes humillan tus derechos como persona, que no quiero mas ingresos..

Gracias a la entidad que pertenezco, activament, he podido vencer el miedo y muchas de mis fobias, bien sea en los grupos de ayuda mutua, o en sus talleres, formaciones, voluntariado, y sus charlas de sensibilización, a familiares, usuarios, y expertos.

Pero sabed que no pienso pedir perdón, por tomar medicación, ya que nadie me ha puesto una pistola para tomarlas.

Acabo este post recordando que «mi opinión es tan válida, como la vuestra».

Nadie, es peor persona, porque necesite medicación, y cuando acepteis que ha de haber diferentes tipos de opinión, en todos los aspectos. El mundo irá a mejor.

Por hoy es todo, hasta el próximo post.

Saludos.

psicosiss

 

 

 

Amaxofobia

El término amaxofobia hace referencia a la respuesta de intenso temor , incapacidad e inquietud permanente y desproporcionada, que experimentan algunas personas a manejar un vehículo o pensar que tienen que hacerlo.
Ese miedo a conducir, es un trastorno muy común, lo padecen 1/3 de los conductores, aunque en muchos casos la persona afectada no lo detecta, tendiendo a ignorarlo y buscando cualquier excusa para evitar conducir.
En muchos casos, se produce un profundo sentimiento de incomprensión por parte de los demás, no resultando nada fácil explicar la angustia que se sufre

Aunque se trate de un miedo irracional, esta fobia tiene causas definidas. Varios pueden ser los motivos que pueden hacer aparecer esta fobia o miedo a conducir:

  • Baja autoestima, inseguridad personal o falta de confianza
  • Estar mucho tiempo sin conducir
  • Algún recuerdo doloroso en el que está relacionado algún ser querido
  • Temor a hacer daño a otros conductores o peatones
  • Sufrir de estrés o ansiedad
  • Situaciones concretas que se dan al momento de conducir (vías rápidas, vías estrechas, pasar por túneles o puentes, bajar por pendientes prolongadas, conducir de noche o con lluvia…)
  • No existe un método único para superar la amaxofobia, sino un método específico para cada persona, por ello, en cada caso, debemos personalizar la terapia a las necesidades del paciente.
    De entrada, y en sesión de consulta, trataremos de identificar y modificar los pensamientos del conductor que le generan esa ansiedad al ponerse al volante.
    Posteriormente, acompañaremos al paciente en un vehículo adaptado (doble mando de vehículo de autoescuela) a las situaciones reales del tráfico.
    Actualmente, el tratamiento que se ha demostrado más eficaz, es enfrentar progresivamente al paciente a las situaciones del tráfico que le producen temor, llegando progresivamente a su superación.
  • amaxofobia-1

El rencor solo conlleva malestar.

Hace ya unos cuantos años que pensaba que no existias. Jamás pensé que la sociedad te tenga tanta devoción, como sí de una secta se tratase.No perdonar y guardar rencor o rencores hacía tus seres más allegados, o amigos. Sé puede convertir en una patología, nada buena para nuestras vidas.Hay que saber perdonar y perdonarse también, porque sino no avanzamos, sino para colmo, empeoramos porque nos quedamos estancados.Y madre mía habré metido muchísimas veces la pata, pero por suerte me doy cuenta, y pido perdón.Tanto a mi familia, seres queridos, y como no amistades.Lo que no siempre funciona, a menudo la gente quisiera que me fustigase con la culpa, sí realmente tengo culpaPaso de deprimirme, y no paro de hacer cosas, porque me soluciona la vida saber que hago cosas, y con eso estoy también activa.La gente dice no trabajas, señores ya quería yo poder trabajar y no tener ninguna de mis dos patologías.Qué por cierto, aún no sé que vino antes sí la esclerosis múltiple, o el trastorno bipolar. No debo tampoco caer en la tontería, de hacer caso a tanta gente, yo creo que cada cual tiene que saber con quien, y como vivir su vida.En fin, por hoy es todo, hasta la próxima, saludos.

Ser voluntaria, no tiene precio…

Como explicado en otros posts, estoy haciendo voluntariado en Torribera, este me llena tanto, y me da mucha vida y colma de felicidad mi vida.

En julio hará ya un año, que visito semanalmente al Benito, me aporta él más, que yo a él. Porque es una persona maravillosa, con carácter, sincero, y como dice el mismo contento al escuchar viejas canciones, de Nino Bravo, Camilo Sesto, o Neil Diamond.

Como negarle nada, al Benito, si con su carácter bondadoso y afable. Se merecería un monumento.

La Lola, la llevo menos tiempo, pero ya me conozco sus gustos musicales y sus actores preferidos, una vida muy intensa y dura la de ella, pero a pesar de todo siempre me recibe, con una enorme sonrisa.

Con este post vengo a decid, que hay gente buena, muy buena allí arriba.

Estoy yendo contenta a visitarlos, pero no me gusta verles tristes, porque ellos mismos dan mucho por que se les oiga, se les conozca. Y ir a visitarlos, se convierte en una grata rutina.

Debo decir, porque las personas allí ingresadas, la mayoría son geniales, no tengamos miedo, de estas. Hagamos el favor de conocerlas primero, y luego opináis.

Por hoy es todo, hasta el próximo post, saludos.

A %d blogueros les gusta esto: