Nunca debí enamorarme de ese pakistaní


Núria Prats García su Blog personal

No me cabe a día de hoy que he metido muchísimo la pata en mi vida, pero si la habrá metido de verdad verdad, es cuando creí que aquel chico tímido del kebab del barrio se había fijado en una ingenua jovencita como yo. Fijaros si llegue, a ser idiota, que a todo lo que el me pedía, me decía, yo le decía con voz de niña jovencita tonta, que por entonces tendría unos veintitrés o veinticuatro años que si a todo, me lo llegue a creer todo incluso que me quería, cosa tonta . Pues esta gente se lo suele decir a todas ya que sus creencias son así, y van consigo de la mano.

En fin, cuando hicimos la pantomima esa del rito bere bere, en la que fue nuestra casa, yo estaba hiper emocionada e ilusionada, con el, con el futuro que me esperaba junto a el…

Ver la entrada original 251 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s