Archivos Mensuales: junio 2017

Los medios de comunicación nos han hecho mucho daño.

No nos quieran engañar con cartas de color de rosa, ni con el aleteo de una mariposa, pues aun sigue y habrá muchos estigmas, pues hay muchos necios y negados por el mundo, pensándose que el enfermo mental es aun si puede un loco con un acha esperándole detrás de la puerta, como aquel que sale en películas, noticias, radio o prensa.

Si así es las noticias y en particular la televisión nos han juzgado, nos han catalogado, nos han hecho mucho daño, si muchísimo daño.

 

Pues cada caso, es un mundo a parte, cada trastorno, ya sea esquizofrénico, bipolar, limite, esquizoafectivo, sea cual sea la jodida enfermedad o trastorno que padezcamos en la tele, se nos ha etiquetado de malas personas, ladrones, violadores, asesinos, psicópatas etc,,,

 

A todas las personas con trastorno mental, y yo ahora voy hablar en primera persona, me siento frustrada, al ver reflejada una población como es la de la gente con trastorno mental, que la gran mayoría de las personas esta tomando medicación y asistiendo a terapeutas.

 

Y por lo tanto somos incapaces de hacer lo que dicen en las noticias que por desgracia se escuchan a diario en los informativos de la televisión ya sean en las cadenas públicas o privadas.

 

Por eso aquí esta carta mía que quiero que sea publicada y que llegue también a la gente, para que se vea que aun hoy los estigmas están candentes.

 

En fin por hoy nada más que contar en este mi blog, hasta la próxima, saludos.

 

activament amigos 33

 

 

Anuncios

Altibajos, mis altibajos.

Supongo, que alguien dijo alguna vez, tu tienes trastorno bipolar,  y entonces a mi familia y a mi se nos para el tiempo, el reloj, recuerdo que nos dieron la noticia en Torribera, en mi primer ingreso siendo ya adulta, teniendo dieciocho años.

Fue tal el susto, impacto, que nos dieron, a parte yo recuerdo estar bastante jodida, por aquel entonces, que mi madre, tuvo que dejar su trabajo, para cuidarme.

Todo esto porque ella, por aquellos años opto por hacer el papel de cuidadora digamos que dia y noche, a niveles extremos.

Quizás fuese por ello, que me fui pronto del hogar familiar, a los veintiuno ya estaba viviendo con mi primer novio, a los veinticuatro, me casé con un pakistaní por el rito vere veré, historias que no salieron bien.

En eso le doy la razón a mis padres, luego volví a mi casa, y chateando conocí a un madrileño, y a la semana, me fui a vivir con el a la capital, otro fracaso más, al año, un ingreso en la Paz, y la relación rota.

Por suerte, al volver a Barcelona, vuelvo a coincidir, con este físico, un tal Miquel, y por suerte, el día de los san fermines, de 2012, empezamos a salir juntos, y desde ese día, no nos hemos separado.

En fin, por hoy, nada más, hasta la próxima, saludos.

Coprolalia

La coprolalia es una enfermedad neurológica que afecta a los impulsos del habla que resulta en el uso incontrolable e involuntario de malas palabras, palabras despectivas, u otras palabras o frases que tienden a ser consideradas ofensivas o socialmente inaceptables.

Síntomas

Además de la explosión repentina de palabras, el discurso en sí mismo puede ser más alto o hablado con un tono diferente de lo normal. Esta condición tiende a asociarse como un síntoma del síndrome de Tourette, un trastorno neurológico que causa tics o movimientos incontrolables. Con menos frecuencia, puede ser un síntoma de otras alteraciones neurológicas.

Aunque la coprolalia a menudo se asocia principalmente con una persona involuntariamente diciendo malas palabras, que puede implicar el uso de cualquier palabra que se considere inapropiada. Por ejemplo, una persona con la afección puede dejar escapar involuntariamente insultos raciales o utilizar palabras que puedan ser consideradas vulgares. Esto puede dar lugar a la vergüenza grave o ansiedad social para las personas con la afección. Además de decir palabras en voz alta, la enfermedad también puede causar que una persona repita mentalmente palabras inapropiadas, por lo que es difícil concentrarse.

Causas

La coprolalia se piensa que es el resultado de un tipo de mal funcionamiento de ciertos neurotransmisores, que son sustancias químicas que el cerebro transporta por todo el cuerpo.

Los neurotransmisores entregan mensajes a las diferentes áreas del cuerpo desde el cerebro que desencadenan movimientos u otras acciones. Si algo sale mal con el transporte de neurotransmisores, puede causar que el cuerpo produzca por error impulsos que el cerebro no quiere. Esto puede da lugar a movimientos y habla incontrolables.

No se sabe de forma concluyente qué causa el cerebro de una persona a tener estos fallos de neurotransmisores, pero la genética se cree que es un posible culpable.

Tratamiento

Dado que la causa exacta de la coprolalia no se sabe a ciencia cierta, la condición no tiene cura probada, sin embargo, se puede tratar de reducir la prevalencia y severidad de los arrebatos incontrolables.

Uno de los tipos más comunes de la posible opción de tratamiento es el uso de la toxina botulínica, también se hace referencia más comúnmente como Botox, un tipo de bacteria tóxica que puede ser inyectada cerca de las cuerdas vocales. El Botox paraliza temporalmente los músculos cerca de la zona de la inyección y puede tranquilizar los arrebatos verbales, pero no por lo general no reduce su prevalencia.

Algunas personas pueden encontrar una mayor frecuencia en el habla incontrolable cuando están experimentando altos niveles de estrés, por lo que algunos pacientes pueden encontrar trabajo con un terapeuta para aprender ejercicios de reducción de estrés contribuye a disminuir la severidad de la condición.

bocamier

No somos tontos.

Por tener una discapacidad,  tampoco vagos, o idiotas, somos enfermos, pero no nos etiqueteis, tan rápido, ni de listos, ni tontos.

Ya que a nadie le dan la discapacidad a la primera de cambio, al menos hablo por lo que en mi caso se trata.

No es de mucho agrado decir por la vida, que soy pensionista  por lo tanto evito el tema.

Mucho por qué aun hoy, encuentro rechazo social.

Por lo menos, en mi caso, no se si otros.

Es por ello, que cuando estaba soltera, evitaba bastante hablar de mi enfermedad, y de que cobraba una pensión.

Es decir, hasta que no conocía bien a la persona, no le hacía participe de mi vida.

Todo, esto servía hasta que existió, el jodido Facebook, y Google.

En fin, por hoy no sé de que más hablar.

Hasta la próxima, saludos.

Cita.

No hace falta que me ayudes, para todo,

Ya me se valer sola.

Eres mi apoyo, y ese ya lo sé.

Lo que no encuentro bien.

Que nos traten diferentes por tener ningún trastorno mental, ya que eso es estigma, venga de quien venga.

Ya esta bien, que no nos traten como a niños cuando casi tenemos cuarenta años.

Es vergonzoso.

Fuera estigmas!!

Trato igualitario, solo pido eso.

No creo, que sea tan difícil.

Por hoy, esto es todo hasta la próxima, saludos.