Archivo de la etiqueta: hospital

Basta ya!!

Ya esta bien y que se dejen de atarnos como si fuéramos perros, cuando sufrimos un ingreso en cualquier hospital psiquiátrico. Yo lo pido que las he sufrido las jodidas contenciones, que parezca que disfrutaran cuando nos las están aplicando, cualquier auxiliar de enfermeria.

y cuando nos estan con eso inmovilizando, paralizando, ya esta bien!!!

Basta ya de las jodidas contenciones físicas en los hospitales de salud mental, que las quiten!!!

que las quiten!!!

Hoy dia de la mujer trabajadora , pido esto: que quiten las jodidas contenciones. De los hospitales psiquiátricos, Y que busquen otras soluciones, por la gente que se que tenemos cualquier problema de salud mental.  Y no padezcamos el miedo a la contención física, a que nos aten como a perros.

Porque somos personas, y no animales. 

“ni un animal merece tal trato”.

 

Es un hablar por no callar, pero por pedir,también que quiten también los TEC.  YA QUE NUNCA HE ESTADO DE ACUERDO CON ESTE TIPO DE TERAPIA TAN ANTIGUA, Y con tantos efectos secundarios.

En fin esto es lo que quería decir  por hoy, nada más , hasta la próxima.

contencion

 

 

Anuncios

acoso en las aulas.

Siempre desde muy pequeña me he preguntado, si realmente yo era el bicho raro de la clase del que todos hacían burla y se reían de ella.

Yo era una niña pecosa, tímida y muy abstraída. Tan solo tenía un par o tres de amigos en clase quizás fuera por ello que empezase ese tan odioso bullying que padecí durante los once hasta los catorce años.

A pesar de que sacaba muy buenas notas, y competía en el club natación Badalona, por cierto era bastante buena.

Todo comenzó a cambiar en séptimo de EGB, el acoso escolar fue en aumento, mis notas bajaron, vaja si bajaron suspendí seis, y adelgace once quilos.

Los niños a esas edades son muy traicioneros y con tal de seguir al líder de la clase forman todos un rebaño, y me robaban el almuerzo, me insultaban, me seguían hasta casa de mis abuelos, hasta en una ocasión me encerraron en un baño.

Fue en ese momento cuando decidí pedir ayuda a mis padres, estaba ya en 1FP, cuando pasó lo del baño, y mis padres hablaron con la dirección de ese colegio. Y no ofreció ningún tipo de ayuda, yo por cierto ya me estaba viendo con un psiquiatra infantil.

Mis padres, optaron por sacarme del cole, antes se podía hacer a esa edad, y me apuntaron a clases de ingles en una academia intensivas.

Mas tarde en septiembre, fui al instituto de al lado de mi casa a cursar 3eso y no tuve problemas de acoso escolar.

Pero yo ya no quería volver en septiembre a comenzar 4rt y decido hacer una tontería que me lleva a sufrir un ingreso en la Maternidad del Clínico, en la planta de trastornos alimenticios, durante tres semanas durante las cuales conozco chicos y chicas maravillosos que quieras o no estaban pasando por lo mismo que yo.

El diagnostico del psiquiatra en aquel entonces es lo de menos Trastorno de conducta; solo se que tenia dieciséis años y me estaban hinchando a medicación como a un cerdo.

No seria hasta cumplir la mayoría de edad y por cierto tengo la ESO y el Bachillerato acabados.

Pues eso, en un brote  psicótico, que vieron que tenía Trastorno bipolar tipo 1, en Torribera.

 

acosossssssss33

 

recuerdos.

A menudo me siento idiota, triste, ida, bipolar, bipolar, que es lo que me pasa ni siquiera yo lo se ojala lo supiera.

Desde que te dan el diagnostico de lo que sufres, padeces, tienes, te quedas pensando, y buscas soluciones remedios para luchar contra citado trastorno mental.

En mi caso, fue a corta edad que mis padres me llevaron o pusieron en manos de los psiquiatras, desde los catorce, que me conozco a citados médicos.

A los dieciséis sufrí mi primer ingreso, en la maternidad del hospital clínico, donde están los casos de trastornos alimentarios, recuerdo ver a mi yayo José Maria llorar tras la ventana de aquel centro, justo detrás del Camp Nou.

Nadie puede predecir como puedes pasar un ingreso hospitalario en un centro de salud mental tan jovencita, yo recuerdo que dentro de lo que cabe y la situación en si lo lleve bastante bien, aunque aun no dieron con el diagnostico. Me diagnosticaron trastorno de conducta.

No sería hasta el veintiséis de septiembre del noventa y ocho que darían con mi diagnostico, en otro ingreso ya en Torribera, mi diagnostico, era trastorno bipolar 1, recuerdo a mis padres llorar, junto con mi hermana, por tener que dejarme allí.

Pero no había otra solución para que yo mejorase de aquella, jodida enfermedad,

Debo ser fetichista o algo por el estilo porque llevo tatuadas en mi cuerpo, las fechas del día, que se me diagnosticaron tanto el trastorno bipolar, y la esclerosis múltiple.

Ahora a día de hoy, y habiendo estado viviendo sola montones de veces, inclusive fuera de Catalunya, es cuando debo decir que a pesar de pesar veinte kilos de mas, que se que me debo quitar de encima por mi salud, ya no por estética.

Es cuando me encuentro mejor, mejor de mi bipolaridad, mejor con mi pareja, mejor conmigo misma, mejor con mis amigos, mejor con la familia, y sobretodo mejor por dentro.

Y creo que eso también implícitamente se refleja por fuera.

Un abrazo fuerte.

 

cropped-blognuriasss45.jpg

 

Toda mi vida en terapia.

No es para nada extraño, que quiera dedicar este ultimo post que he escrito a mi pareja Miquel, y a mi familia, ya que son los que están soportándome casi a diario mis frecuentes altibajos.

Mamá te adoro desde que vine al mundo, papa, tu has sido mas de una vez mi fuente de inspiración al escribir.

Y que decir de ti Miquel, eres quien estas aguantándome, mis constantes cambios de humor, lo diré en dos palabras.

Sencillamente, te quiero.

Niña mimada, o niña con trastornos de conducta.

Esta era la gran incertidumbre que tenían mis padres, que sufrían casi cada semana que veían a sus cuñados en casa de mis abuelos maternos, o paternos también, para que mentir, el decirles que yo era una cría consentida o malcriada, era un constante en sus vidas, se preguntaban en que habían fallado conmigo, en mi educación, etc..

La verdad estaría al caer en pocos meses cuando llegaron las nota s del colegio con todas las asignaturas suspendidas, tremendo disgusto se llevaron mis padres conmigo.

El disgusto fue tal que no sabían que hacer con aquella situación, en que me pasaba a mi, y por que ese fracaso escolar tan repentino.

Pero rápidamente se pusieron manos a la obra, me pusieron en recuperación, y un profesor particular y aprobé el curso, pase de curso, Aprobé octavo de EGB, sin pena, ni gloria, pero logre pasar de curso.

El problema para mi vendría mas tarde , luego cuando pase a formación profesional, aquel año fue horrible para mi vida ya que sufrí de bulling, acoso escolar, y eso no es fácil de olvidar para nadie. También falleció mi abuelo paterno, estas dos circunstancias y el hecho de que yo me sentía muy débil, hicieron que dejase el colegio, y con esto mi primer intento de suicidio, a los quince años, tome pastillas, con alcohol.

Cosa que me provoco mi primer lavado de estomago, por esto mi primer ingreso hospitalario en una planta de salud mental, para menores.

Esta etapa, casi no la recuerdo muy bien, ya que yo era muy niña, Tan solo se que mis padres, me llevaban a un psiquiatra de pago, por haber querido dejar la escuela,  y las pastillas que me dio, me provocaron una crisis. Es decir se equivoco en el diagnostico.

Pero no acertaron tampoco en este primer ingreso se me diagnostica trastorno de conducta. Con principios de agorafobia y fobia social.

No será hasta los tres años siguientes, donde se me diagnostica mi enfermedad: trastorno bipolar tipo1.

En un ingreso hospitalario, tras haber sufrido mi primera crisis maniaca.

Es así donde no cabe duda de lo que tengo y padezco.

Mi madre, después de llorar incesantemente, y cagarse, en lo que no esta escrito, decide dejar  de trabajar para estar conmigo, ya que juntas seremos mas fuertes para vencer a esta jodida enfermedad desconocida entonces por nosotras llamada bipolaridad.

I para más INRI otra enfermedad.

No cabía la menor duda de que estábamos aguantando con creces, citada patología mental, casi como unas campeonas.

Yo estaba saliendo e intentando como podía asumir este trastorno, cuando de repente y sin avisar llega la esclerosis múltiple, así de repente, estando de vacaciones con mi hermana. Sin que nadie la invitara.

Estamos gafados, la primera frase de mi padre, yo veo a mi madre salir llorando de la consulta del neurólogo, es que de repente y sin avisar aparece lo que menos puedas esperar.

ASUMIR LA ENFERMEDAD

Para mi el haber asimilado, mis dos enfermedades tanto mi trastorno bipolar, como mi esclerosis múltiple, pienso que ha sido crucial en mi vida, por otra parte también me ha ayudado muchísimo el estar rodeada de mi familia, y personas a las que quiero, en concreto me refiero a mi pareja Miquel, que es la que últimamente ha padecido mas mis altibajos.

También quiero recordar que cuando uno asimila, cualquier  enfermedad, termina por acabar encontrándose mucho mejor, tanto física como mentalmente.

Yo antes, no quería asumir que tenia ninguna enfermedad, ya que no las aceptaba, las rechazaba, pero cuando hable con mis médicos y dijeron que la cosa debía  cambiar, que tenia, que asumirlas, la cosa mejoro al cien por cien. Vaya si mejoro, mucho, muchísimo.

Cada uno debe de asimilar lo que tiene, esta es la conclusión, que saco de este problema.

Por llamarlo de algún modo, ya que para mi citadas patologías, ya están mas que asumidas, y forman parte de mi vida. En la cual, mi tratamiento medico y psicológico lo he incorporado de una forma bastante normal, a mi vida. Teniendo  poco a poco que adaptarme a ello, no me ha quedado de otra, siempre con la ayuda de los míos, cosa súper importante para mí.

Ya que ellos, forman mi pilar, en mi vida diaria, son para mi todo, ya que cuando estoy deprimida intentan alegrarme, y cuando estoy entrando en crisis son los primeros en ayudarme.

Madrid, no fue lo que se esperaba.

Cuando prefieres, no recordar a las personas, sencillamente no hablas de ellas. A otro tema.

El reencuentro con Miquel, mi salvación.

No cabe la menor duda de que yo estaba mal, cuando volví de Madrid, ya que acababa de salir de un ingreso en la Paz, pero por suerte hay estaba, mi salvador, mi físico, mi amor,

Miquel, la persona a la que mas quiero del mundo.

Me ha ayudado tanto estos tres últimos años,

Tantísimo, que todo lo que diga se queda pequeño,

En fin que le quiero un montón.

POR SUPUESTO ESTOY Y ESTARE ETERNAMENTE AGRADECIDA A MIS DOCTORES, EL DR. GOIKOLEA, Y EL DR SAEZ.

GRACIAS.

No tengo nada más que decir, nada más que contar,

Tan solo,

Una cosa, procurar intentar ser felices cada día.

Núria.

Tomada con Lumia Selfie

Buenas vibraciones.

Me encuentro mejor, y eso se nota espero que os guste el siguiente

video que os he compartido:

saludos.

Teresa Romero , por fin sale del hospital.

En la rueda de prensa acontecida hoy en Madrid , la enfermera califica a la sanidad publica española como la mejor del mundo, así como de nefasta la política del país.

También ha querido agradecer a todo el equipo médico del Hospital Fundación Alcorcón, que la atendido, y califica como milagro el que este viva.

Cuando se veía mal , se aferraba en sus seres queridos, familiares, así como en su marido al cual adora. Ha remarcado que a través de Javier  Limón( su marido) fue consciente, y el cariño de todos los profesionales del centro, fue consciente que todo el país luchaba contra el ébola.

Una enfermedad , que en Europa a nadie importaba hasta que se produjo el caso de su contagio.

también ha recalcado lo mal que se sintió al saber de la muerte de su perro Excalibur, que para ellos, era como un hijo.

desearle desde acá mucha fuerza a Teresa y animo.

Por hoy nada mas, hasta la próxima, saludos.

tereromerrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr

Nunca debí enamorarme de ese pakistaní

No me cabe a día de hoy que he metido muchísimo la pata en mi vida, pero si la habrá metido de verdad verdad, es cuando creí que aquel chico tímido del kebab del barrio se había fijado en una ingenua jovencita como yo. Fijaros si llegue, a ser idiota, que a todo lo que el me pedía, me decía, yo le decía con voz de niña jovencita tonta, que por entonces tendría unos veintitrés o veinticuatro años que si a todo, me lo llegue a creer todo incluso que me quería, cosa tonta . Pues esta gente se lo suele decir a todas ya que sus creencias son así, y van consigo de la mano.

En fin, cuando hicimos la pantomima esa del rito bere bere, en la que fue nuestra casa, yo estaba hiper emocionada e ilusionada, con el, con el futuro que me esperaba junto a el en nuestro hogar, en nuestra vida.

Todo cambio de rumbo, en la primavera de 2005, lo recuerdo perfectisimamente, yo sufría mucho por aquel entonces de insomnio, y el para variar no entendía nada , de lo que me pasaba, ni quería entender nada, de mi enfermedad bipolar , siempre decía ” que yo estaba mala de la cabeza ” y con ello lo arreglaba todo.

Entonces sucedió, lo que tubo que pasar la crisis se agravo, hasta tal punto, que acabe sufriendo un ingreso, de dos semanas , cosa que el aprovecho para dejarme tirada peor que a un perro en el hospital.

Recuerdo que aquellos días, fueron horribles para mi, no salia de aquella depresión, y no entendía por que, porque me dejo de aquel modo.

Tonta de mi, o burra, al cabo de tres o cuatro meses, el me pidió volver a intentarlo, y yo acepte, se dice que segundas partes nunca fueron buenas y así es.

Me volvió a dejar en 2008, en enero alegando que tiene una mujer y un hijo en su país de origen, al parecer esto no fue suficiente, me sentí tan mal que decido no volver mas con Khan.

De errores se aprende en esta vida, y de equivocaciones tan bien, por suerte a veces se te cruza en el camino una persona buena y indicada para ti y echas a un lado todo lo malo que haya habido en tu vida.

En fin esto es todo por hoy hasta la próxima, saludos.

moritaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa