Archivo de la etiqueta: ingreso

acoso en las aulas.

Siempre desde muy pequeña me he preguntado, si realmente yo era el bicho raro de la clase del que todos hacían burla y se reían de ella.

Yo era una niña pecosa, tímida y muy abstraída. Tan solo tenía un par o tres de amigos en clase quizás fuera por ello que empezase ese tan odioso bullying que padecí durante los once hasta los catorce años.

A pesar de que sacaba muy buenas notas, y competía en el club natación Badalona, por cierto era bastante buena.

Todo comenzó a cambiar en séptimo de EGB, el acoso escolar fue en aumento, mis notas bajaron, vaja si bajaron suspendí seis, y adelgace once quilos.

Los niños a esas edades son muy traicioneros y con tal de seguir al líder de la clase forman todos un rebaño, y me robaban el almuerzo, me insultaban, me seguían hasta casa de mis abuelos, hasta en una ocasión me encerraron en un baño.

Fue en ese momento cuando decidí pedir ayuda a mis padres, estaba ya en 1FP, cuando pasó lo del baño, y mis padres hablaron con la dirección de ese colegio. Y no ofreció ningún tipo de ayuda, yo por cierto ya me estaba viendo con un psiquiatra infantil.

Mis padres, optaron por sacarme del cole, antes se podía hacer a esa edad, y me apuntaron a clases de ingles en una academia intensivas.

Mas tarde en septiembre, fui al instituto de al lado de mi casa a cursar 3eso y no tuve problemas de acoso escolar.

Pero yo ya no quería volver en septiembre a comenzar 4rt y decido hacer una tontería que me lleva a sufrir un ingreso en la Maternidad del Clínico, en la planta de trastornos alimenticios, durante tres semanas durante las cuales conozco chicos y chicas maravillosos que quieras o no estaban pasando por lo mismo que yo.

El diagnostico del psiquiatra en aquel entonces es lo de menos Trastorno de conducta; solo se que tenia dieciséis años y me estaban hinchando a medicación como a un cerdo.

No seria hasta cumplir la mayoría de edad y por cierto tengo la ESO y el Bachillerato acabados.

Pues eso, en un brote  psicótico, que vieron que tenía Trastorno bipolar tipo 1, en Torribera.

 

acosossssssss33

 

Anuncios

Pongamos que hablo del ayer.

­Supongo que cuando a mis padres les decían que yo estaba mal criada y consentida de forma burlona, y se reían mis tíos jamás pensaban que la cosa iba a desembocar a donde luego desemboco.

 

Mi primer ingreso lo tuve siendo menor de edad, con tan solo quince años, y la cosa se alargo tres semanas, no acertaron con el diagnostico, y para casa.

 

Recuerdo que luego mamá probo de todo hasta curanderos, que me pusieron estampas de vírgenes por todo mi cuerpo, os podéis imaginar que sandez.

Total, para nada para pasar un año en una naturopata que no me sirvió de gran ayuda, pues yo prácticamente ni salía, para comprar el pan de mi casa, bueno de la casa materna.

 

No seria hasta mi mayoría de edad, y con mi segundo ingreso esta vez en Torribera, que darían con mi problema, trastorno bipolar tipo 1, coño!!

Dijo mi padre eso tiene cura,

Eso que es grito mi madre,

Se puede curar entre llantos dijo mi hermana,

Y yo dije basta!! Marchaos,

 

Dejarme tranquila, quiero un poco de tranquilidad, para asumir esto, y luego ya veremos lo que pasa, con todo esto.

 

No cabe ninguna duda, de que fue una noticia muy fuerte para todos ellos,

Pero, más para mí, pues luego vendrían las litemias y demás pruebas, a parte que el ingreso duro cerca de los dos meses.

 

 

Cuando conocí a mi pakistaní, que luego se convertiría en mi “marido” por lo veré veré,  con  a penas veintitrés años, ya habiendo pasado el duro golpe de saber que tengo dos enfermedades crónicas trastorno bipolar y esclerosis múltiple,

Me junte con Khan al mes de conocerle, luego hice la estupidez de casarme por aquel rito,

Y cuando más le necesitaba en un ingreso, que casualidad, que me dejo tan rápido como se caso conmigo.

 

Con mi pareja actual Miquel, es totalmente al contrario, me acompaña siempre a los médicos, esta por mi, se preocupa por lo que son mis patologías, hasta le cae bien mi familia, se ocupa de que me tome la medicación, en fin supongo que me quiere, me debe de querer, aunque el tema de tener o no tener hijos siempre sea un asunto pendiente, entre nosotros.

 

Que vengo a decir con esto, que ahora con treinta y seis años estoy mucho más centrada que no lo estaba con aquella edad,

Que en la vida también esta para equivocarse,

Porque sino te equivocas no aprendes,

Esta es mi moraleja.

En fin compañeros espero que os haya gustado este relato,

Saludos,

Y hasta el próximo.

 

 

 

Vigilar, no os vayáis con el primero que os coma los oídos.

Para empezar con esta historia comenzaré con el final el de mi afortunado reencuentro con el que hoy es mi pareja Miquel al que yo llamo mi salvador en todos los aspectos de mi vida, ya que se mire por donde se mire el me hizo recuperar la fe en el amor.

Os diré con esto más bien relato corto que otra cosa, que no os fiéis como hice yo a la más mínima de cambio de alguien que conocí a través de una red social. Esa persona que cambio mi vida por completo, mas bien la destrozo, hizo que yo dejase mi ciudad, dejara de tomar mis pastillas, dejara de hablar con mis familiares lo dejase todo y todo, todo para que os diré algo para acabar ingresada.

Aun lo recuerdo como si fuese ayer era la primavera de 2011, y yo estaba chateando en una conocida red en Internet cuando de repente un chico contacta conmigo llamémosle no se pongámosle  Eric, su conversación e interés hacia mi fue tal que la conversación se prolongo hasta altas horas de la madrugada hasta que le di mi teléfono, tonta de mi, ya que jamás debí dárselo. A la mañana siguiente ya estaba llamándome, y hablando conmigo todo el día, yo en vez de sospechar nada lo tome como un halago.  Naturalmente también hablamos por Ski pe.

Cual es mi sorpresa cuando me propone que me marche a Madrid a vivir con el,  yo tonta que era acepte sin rechistar un segundo.

En fin tonterías que se cometen y que mas tarde pasan factura vaya si pasan factura.

No hay un solo día que no me arrepienta de aquel Ave que cogí en Sants para ir a Madrid, ni un solo día.

En fin de todos los errores se aprende como dice mi abuela.

Pero los errores son los errores.

Cuando conocí a Eric no me pareció para nada que estaba trastornado ni nada por el estilo, cosa que luego resulto ser del todo un horror vivir con el en aquel sótano de 30 metros en el que prácticamente estaba encerrada sin agua caliente, fue un horror, y encima descubrir que estaba viviendo el mismo en su propia mentira.

Eric, venia de familia rica cosa que el detestaba que se lo recordarse, ya que había pasado mala infancia según decía, por sus devotos padres.

Lo que si se de sobras es que era un chaval paranoico con el ejercicio físico y las dietas, y vitaminas, fanático de las misas, no se perdía ni una jodido!!

A mi me recordaba constantemente que no era católica, y eso me reventaba, a la mierda pienso ahora que te den, jódete y quédate donde estés paranoico.

A menudo la gente trata de imponerte sus creencias a la fuerza si o si, y eso no es así.

Lo mejor que me llevo de Madrid es sin duda mi mascota Guillem, mi hurón, que la compre en las Rozas, es lo mejor que me llevo de la capital de España.

Ya que la relación con Eric me costo un ingreso en el hospital por dejarme la medicación, si fui tan burra de hacer caso y dejar las pastillas, ay señores, lo que se hace por miedo…

Y no todavía no he contado aun nada,,

Eso me costo un ingreso de tres semanas en la Paz de Madrid, reconciliarme con mis padres, y volver a mi Badalona natal y es que digan lo que digan tu tierra es tu tierra.

Afortunadamente a los pocos días me reencontraría con el que es hoy por hoy mi novio, Miquel, al que adoro. Al verlo en aquel restaurante fue un autentico flechazo para mi, ya que broto algo nuevo. Ese chico que conocí año y medio antes para mi se acerco y vino a ser algo mas que un amigo, que un paño de lagrimas vino a ser la persona que quería en todo momento en mi vida, ya que era aquello que andaba buscando desde hacia mucho tiempo y no encontraba,  ya me estaba surgiendo la chispa del amor en mi vida. Ya te quería,  ya te amaba.

Ya estaba enamorada.

cropped-arbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbb.jpg

No me considero mala persona, por pensar de manera distinta.

No pienso que sea mala gente, sino mas bien todo lo contrario,  creo que hasta podría considerarme buena persona.  Por que este titulo, por que este articulo, veréis cada vez que hablo con algún pariente de mi chico, me siento como una mala persona, porque veréis en mi casa prácticamente no habido ni se ha practicado ninguna religión.

Yo ni me he leído el libro mas antiguo del mundo, es decir la Biblia, así que en cuanto a temas de religión soy mas bien una analfabeta emocional, cosa que a mi hoy por hoy me da igual. Por que cualquier cosa que tenga que ver con la iglesia, a mi mas bien, me da digamos que podríamos decir miedo, si esa seria la palabra, no me gusta nada los curas.

Ya que para mi, la iglesia, tendría que ayudar, y repartir su inmenso dinero , que es mucho mas del que se dice, entre los pobres y la gente mas necesitada, esto es lo que me han enseñado mis familiares. A distinguir lo bueno, de lo malo, y en definitiva, y a pesar de haber estado bautizada y echo la comunión, se que mis padres perdieron su fe en lo divino, el día en que los médicos les dijeron que yo estaba enferma con quince años, y no tuvieron mas remedio que ingresarme en el hospital. Díganme ustedes, donde estaba Dios entonces???

DDDIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII